¡Recuerda! La raíz de un número es la operación contraria a la potencia.